Salud y determinantes de salud

Inicio » Uncategorized » EUROPA: LA AUSTERIDAD PERJUDICA SERIAMENTE A LA SALUD.

EUROPA: LA AUSTERIDAD PERJUDICA SERIAMENTE A LA SALUD.

 

 

 

 

 

 

Una de las consecuencias principales de la crisis ha sido el aumento del paro,de la pobreza y de la precariedad.

La Unión Europea tiene actualmente 26,5 millones de desempleados además es extremadamente preocupante el aumento de la brecha, en lo que a desempleo se refiere, entre el sur y la periferia de la UE por un lado y el norte.

 

 

La pérdida de empleo, y el temor a perderlo tienen efectos destructores en la salud mental.

 

El sufrimiento en el trabajo se está generalizando y conduce, en ocasiones, a suicidio o intentos de suicidio, como han demostrado algunos estudios en Inglaterra. Investigaciones realizadas en los distintos países muestran un creciente número de suicidios e intentos de suicidio desde 2007, en la UE, especialmente en menores de 65 años. La intensificación y precariedad laboral aumenta la exposición a situaciones peligrosas de los trabajadores, lo que ha hecho que aumenten los trastornos musculoesqueléticos y accidentes de trabajo.

 

La disminución de ingresos y el aumento del número de personas que viven por debajo del umbral de pobreza, afecta en gran medida a los factores determinantes de la salud (mala alimentación, malas condiciones de vivienda, etc.), así como al acceso a la atención sanitaria (accesibilidad económica, desplazamientos, acceso a fármacos, etc.)

 

 

Por otro lado las políticas de austeridad promovidas por la Unión Europea y ejecutadas por los gobiernos han dado lugar a una reducción masiva de financiación pública y de la solidaria de los sistemas sanitarios y de protección social.

 

 

 

En Grecia, el presupuesto total para la sanidad se redujo un 11% anual en 2010 y 2011, tras un periodo entre 2000 y 2009 con una tasa media de crecimiento anual de más del 5%. En España un 10,6% entre 2010 y 2013. Estas reducciones se debieron principalmente a severos recortes en el gasto público, al igual que en otros países de la UE.

 

 

Por ejemplo en Portugal, donde el paro ha alcanzado el 15%, las medidas de la Troika han dado lugar a la caída de los salarios, pensiones y prestaciones por desempleo, así como a un aumento general de los impuestos.

 

Se han privatizado partes importantes del sector público, la Sanidad Nacional corre peligro. La parte de los gastos médicos a cargo de los pacientes(pago de farmacia y consultas) ha aumentado de manera espectacular, implicando la disminución de 900.000 consultas de asistencia primaria.

 

En Italia en una encuesta reciente, el 21% de los hogares declaró una disminución en los gastos relacionados con la salud, el 10% tuvo que posponer tratamientos quirúrgicos por razones económicas, el 26% informó de un aumento de los gastos en las urgencias debido al aumento de copagos.

 

 

 

Todo esto combinado con los efectos de la propia crisis, las actuales políticas presupuestarias podrían empeorar aún más los indicadores de salud y aumentar así las desigualdades en el acceso a la atención y el bienestar de la población. Por otra parte, el hecho de posponer la atención sanitaria por falta de medios económicos lleva a un empeoramiento de los problemas de salud con consecuencias dramáticas para los enfermos,y además ocasiona costes suplementarios al ser atendido por el sistema sanitario.

 

 

 

La saturación de los servicios de urgencia es una consecuencia de la dificultad de acceder a una atención primaria gratuita. Además, el abandono de las políticas de prevención han llevado al resurgimiento y aumento de enfermedades infecciosas (tuberculosis, VIH, …).

Los hospitales públicos, que permiten el acceso a la atención sanitaria para todos, son víctimas de las políticas de austeridad. Sus dotaciones disminuyen(cierre de servicios, reducción del número de camas..) y teniendo que competir con el sector privado, tienen que someterse a las mismas reglas de rentabilidad y productividad. Dando lugar a un alejamiento geográfico de los centros de atención sanitaria, y al aumento del tiempo de las listas de espera.

 

 

 

Las políticas de austeridad cargan la financiación de la asistencia sanitaria sobre los usuarios, ya sea mediante seguros complementarios o bien mediante una contribución individual (copago en España y Portugal). Esto se traduce, para un número cada vez mayor de la población, en la dificultad o imposibilidad de acceder a la atención sanitaria. Los primeros en verse afectados son los más vulnerables socialmente (desempleados, emigrantes en situación irregular, familias monoparentales, etc.). En algunos países, la participación personal a cargo de los pacientes ha aumentado más del doble.

 

Anuncios

1 comentario

  1. […] Europa: la austeridad perjudica seriamente la salud (Salud y Poesía – 09/02/2014). Las políticas de austeridad promovidas por la Unión Europea y ejecutadas por los gobiernos han dado lugar a una reducción masiva de financiación pública y de la solidaria de los sistemas sanitarios y de protección social. Las políticas de austeridad cargan la financiación de la asistencia sanitaria sobre los usuarios, ya sea mediante seguros complementarios o bien mediante una contribución individual (copago). […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: